Pain is temporary, VICTORY forever.

2 semanas, 2 triatlones, 2 diferentes distancias, 2 historias, 1 mismo sentimiento, VICTORIA. Y ya saben lo que dicen de la victoria, es para SIEMPRE.

El Lugar, Miami, FL. Dentro del balance de mama, esposa y triatleta hubieron miles de diferentes actividades que incluyeron mis vacaciones, y fueron varias muy diferentes. Las divertidas incluían alberca, mar, guerras de agua, pared de escalar, maquinitas, cine. Las de talacha, recoger, cocinar, lavar platos. Las típicas de niños, gripas, mocos, y una escapadita al hospital de 5 horas por dolor de panza. Las de rutina, correr, nadar, andar en bici. Las de adultos, cenita, vinito, cervecita. Y finalmente las que hace uno por pasión : los triatlones. Todas las actividades fueron en conjunto lo que hicieron inmemorables estas ultimas semanas.

El primer triatlón fue de distancia Sprint, la hora de arranque 7am. El clima la verdad fue muy agradable hasta que llegabas a correr ya que hacia un calor y una humedad impresionante. Dieron la salida, nade increíble, la transición saliendo del mar bastante pesada ya que corrías en la arena como 600m lo cual es cansadísimo, creo que fue lo que mas me canso! Muy rápida mi transición, en la bici sentí las piernas muy cansadas, me pesaban lo cual me frustro un poco y finalmente y en donde yo digo que empieza para mi el triatlón, bajarse de la bici a correr. Ese momento para mi es en verdad un martirio, sufro, mucho. Se apodera de mi el dolor y el sufrimiento los primeros Km. hasta que llega un punto que repito que confío, y me refiero a que confío en mi entrenamiento, en mi cuerpo y en mi mente, es un coco wash que finalmente me funciona. Llegue en 1er lugar de mi categoría y en 4to lugar general femenil! Lo logre, confíe, seguí, termine y gane!

La siguiente semana competí en distancia internacional. 1.5k nadando, 40 en bici y cierras con 10km corriendo los cuales repito son peor que patada en la espinilla. Solamente es en ese momento porque en verdad amo correr con todo mi ser e irónicamente siendo la disciplina que mas trabajo me cuesta es la que mas recompensa interna me da. A veces creo que soy un poco masoquista.  😉

Esta historia seria diferente, esta vez dieron la salida de mi categoría y me lleve una gran sorpresa, por despistada, salieron y salieron sin mi porque yo estaba en babilandia. De pronto al sacar mi gorra y ver que era del mismo color que de los que ya estaban en el agua me entro una angustia terrible, me recordó cuando una vez me paso exactamente lo mismo en una competencia de natación, se me fue mi hit por ir al baño, solo que la vez pasada tenia yo 12 años. Me puse la gorra mas rápido de lo que se la pondría flash y salí corriendo y empecé a tratar de alcanzarlos. En el trayecto de mi corrida hacia el agua escuche varios “uuuuuu”, me dio risa interna 2 segundos. Tuve varios sentimientos dentro del agua, primero enojo conmigo, que burra que se me había ido la salida. Luego me pego en el ego, ahora los alcanzo porque los alcanzo. Pero la peor fue la de derrota, me sentí derrotada desde el inicio. Independientemente de todos los sentimientos la verdad nade como nunca, me sentí fuerte. Aparte de alcanzar a las gorritas verdes, los pasaba, iba con todo. Salí del agua bastante cansada y me subí muy velozmente a mi bici. No pude prender mi garmin en el agua e intente prenderlo en la bici otra vez pero se había trabado y no pude, otro gran punto negativo. Es increíble lo dependiente que uno se vuelve de los aparatos, no pude medirme y no quise quemarme solo que algunos me pasaban entonces no sabia ni que hacer.  Acabo la bici y corriendo me sentí ya mentalmente destrozada y decidí que ya no podía hacer nada, que iba a disfrutar un poco la carrera y así fue. Incluso me pare a tomar agua 2 veces y camine tantito. Es de las pocas veces que goce mucho la carrera, fue en medio de un bosque divino. Me gusto mucho el contacto con la naturaleza. Al cruzar la meta no sabia, ni que tiempo había hecho, ni en que lugar estaba, si me había ido bien mal o regular vaya no sabia ni la hora del día. Sacaron los resultados preeliminares y ahí estaba yo en un grandioso 2ndo lugar. Bien ganado y bien merecido después de tal estrés el cual duro 2:32. Rompí mi tiempo record pasado que fue de 2:41 y lo rompí en grande! Un sentimiento de orgullo y felicidad se apodero de mi al ver mi nombre en esa hojita.

El esfuerzo, la constancia y la dedicación tienen recompensa, una recompensa de la mas grandes que existen, la victoria. Ganar es algo indescriptible, es sentir en la piel y el corazón que se puede lograr todo aquello que uno se propone y lucha desde lo mas profundo para conseguirlo. Esas miles y miles de horas que inviertes en hacer lo que amas al final del día te regresan la satisfacción de poder sentir el triunfo y el éxito en su mayor expresión, el vivirlo en carne propia. Si se puede, se siente increíble, inténtalo y veras!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s