Las Estacas, lugar sin igual.

Gran parte de lo que yo disfruto de ser atleta y hacer deporte es el gran contacto que tienes con la naturaleza. La bici con los hermosos paisajes y vistas, correr en el bosque en donde puedes apreciar con detalle a la ardilla, el bicho donde puedes oler la tierra mojada o correr a la orilla del mar donde sientes la brisa y ves el poder de las olas. Pero por lo regular cuando uno nada pues lo hace en una alberca principalmente por la facilidad. Este fin de semana fuimos a un lugar que se llama Las Estacas que esta cerca de Cuernavaca. Yo ya había oído hablar de este lugar por varias personas pero principalmente por mi gran amiga y vecina Mariel Hawley. Ella es nadadora de aguas abiertas que ha realizado varias hazañas, dentro de las principales esta su cruce al canal de la mancha el año pasado. La quiero y la admiro muchísimo.

Este sábado aparte de que estaba el plan de ir allá tenia un compromiso muy importante en la noche, celebrarle su cumpleaños a mi esposo y el festejo seria en mi casa con un poco mas de 25 invitados. Fue para mi bastante difícil decidir si ir o no ir por cuestiones de tiempo. Después de buscar mil excusas decidí marcarle a Mariel para ver si acaso ella tenia el plan de ir y gracias a dios me dijo que si y que me fuera con ella. De no haber sido así muy probablemente no hubiera ido.

Nos vimos a las 6:10am y de ahí pasamos por otra gran gran nadadora y muy amiga de Mariel, Nora Toledano. Ya había yo visto fotos del lugar, y en el camino venia tratando de adivinar como es que seria este lugar de agua de manantial. Al entrar al lugar no era nada lo que yo había podido imaginar, era mucho mas hermoso aunque no fue sino hasta que me metí al agua cuando vino mi verdadera impresión. Un camino de agua fría, cristalina, con corriente, envuelta por un bosque lleno de árboles y vegetación. Por debajo del agua se veían los pececitos, las algas, las piedras, y hasta uno que otro tronco. Cada brazada era un verdadero deleite para la pupila, salir a respirar y verte envuelta por aquellos árboles, grandes, verdes, y por debajo del agua ir viendo como la corriente movía de un lado para otro las algas, los peces en el fondo, algo que aparte de hermoso era mágico. El contraste de nadar a favor y en contra de la corriente, sentir el poder del agua empujándote.

Es de esas veces que lo que estas viendo con los ojos te transmite tanto que lo sientes en el corazón al grado que hasta te llega a la panza una sensación de mariposeo, eso, eso fue la energía del universo haciendo contacto con mi alma. La energía de ese río llego hasta lo mas profundo de mi ser. Salí de ahí feliz, realizada, eufórica, en completa y absoluta paz pero sobre todo agradecida con la vida de poder haber vivido esos momentos tan increíbles con la naturaleza, nuestra naturaleza.

3 pensamientos en “Las Estacas, lugar sin igual.

  1. Wow! Que maravilla Paty!! Nadar en ese lugar paradisiaco con dos leyendas de la natación!!! Espero conocer ese lugar! Y nadar con ustedes!! Me encanta la descripción que haces de “sentir la energia del universo haciendo contacto con tu alma”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s